Los fotógrafos SOMOS STORYTELLERS y creamos recuerdos

Publicado el

Los fotógrafos documentamos con nuestras fotografías pero también ayudamos a las familias a conservar sus recuerdos, a narrar su historia, somos «Story-tellers» de momentos íntimos, únicos e irrepetibles.

No solamente creamos imágenes, a centenares, a millares, por gusto y para nada o por dinero. Creamos recuerdos para nuestras familias, aquellas que nos han elegido. Únicamente pasamos un instante de sus vidas con ellas, pero captamos su esencia, sus miradas, sentimientos, gestos, sonrisas o lágrimas, ese momento. Lo inmortalizamos. Atrapamos instantes que serán sus recuerdos. Conservados para siempre.

Algunos nos eligen anualmente para que los veamos crecer, andar, hablar, ver aparecer sus primeros dientes o ver cómo ya se le cayó el primero. Podemos Debemos disfrutar con ellos. Se trata de eso, de soltarse y disfrutar, tanto ellos como tú. Verlos correr, pelearse o abrazarse. Jugar al escondite o merendar chocolate y no parar, hasta que les llegue hasta las cejas o a la uña grande del pié izquierdo.

Se trata de mezclarte con ellos, de reír con ellos, tirarte por el campo junto a ellos, hacerles sonreír o hacer una carrera con ellos a ver quién llega primero. Sentarte junto a los más pequeños y preguntarles cómo están, cuántos años tienen, cuál es su fruta preferida… Pero de tú a tú, desde su altura. También se trata de fotografiar cualquier detalle, por insignificante que te parezca, para ellos será muy importante.

Con facilidad nos quedamos atrapados en el día a día de nuestro negocio. Ese montón de sesiones por editar, emails por responder, redes por publicar, facturar, agendar a corto y largo plazo, cumplir tus objetivos y tiempos, pensar en nuevas campañas… No olvidarnos de tener tiempo para estar con los nuestros y de cuidarte a ti también… Es obvio que podemos olvidar por instantes la razón que nos llevó a dedicarnos a la fotografía. O tal vez, el porqué nuestras familias nos eligieron y reservaron una sesión con nosotros.

Recuérdate cada día la razón por la que es importante que hagamos lo que hacemos. A parte de nuestro arte o estilo, les estamos ayudando a contar la historia de su familia, de su vida.

En estos últimos meses ha cambiado la vida de muchas familias, su día a día. Varias causas las han quebrado. Incendios, terremotos, huracanes y muchos otros desafíos que la vida puede retarte de un día para otro, a ti a tu familia o a los que amas. Cuando se les preguntó, a aquellos que lo sufrieron, qué es lo primero que quisieron llevarse, la respuesta siempre fue… «mis fotografías». «Los recuerdos de mi familia, esas imágenes.» 

Por eso tiene tanto sentido e importancia lo que hacemos. No se trata de la pose perfecta, el mejor estudio del mundo, un exterior brutal, tener una técnica de edición ejemplar y ser el mejor fotógrafo. Se trata de amar tu oficio y servir de la mejor manera posible a tus clientes. Crear historias para ellos. Ayudarles a crear su historia. También la tuya, ya que has formado parte de sus momentos.

De ahí que siempre insisto en que las impriman todas, que las guarden en papel, en lienzo, en álbum. De la manera que sea. Pero que las tengan a mano, sus recuerdos son suyos y tienen que ser tangibles. Siempre llegará el día que su ordenador no funcionará o el CD desaparecerá o la nube se colgará… Pero si las tienen en ese cajón, en ese lugar dónde poder acudir a ellas siempre que deseen, serán suyas para siempre.

 

···

 

Recuerda cada día porqué elegiste éste oficio:

– AMAS LO QUE HACES –

···

 

*Inspirada en una newsletter de THE MILKY WAY y aliñada con mucho amor.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.