EL PARTO LOTUS

EL PARTO LOTUS

 

A principios de Noviembre 2017 Sheila se puso en contacto conmigo para proponerme fotografiar su próximo parto. Su primer parto fue en casa con una comadrona y su marido, y el segundo deseaba que fuera también en la intimidad de su hogar. Me sorprendió con un: “Ésta vez queremos hacer algo aún más respetuoso, un paso más allá, intentaremos hacer un Parto Lotus“. Un Parto Lotus consiste en “nacer unido a la placenta” y “esperar a que ésta se seque y se separe del bebé”.

Yo estaba más que emocionada, había leído sobre él mientras esperaba a mi segunda hija que también nació en casa. Me parecía precioso per no lo vi factible en su momento por la gran delicadeza, las curas de la placenta y la paciencia que necesitaba el camino hasta que la placenta se desprendía del bebé. Pero Sheila y su familia lo llevó a cabo, ¿y la verdad? No parece tan largo ni aparatoso cómo me pensaba.

Ella os lo explica con sus propias palabras: Un Nacimiento de 3 días.

¡Holaaa mujeres bellas!

Hace 1 mes fuimos papis de nuevo de nuestra segunda hija. Aún tengo pendiente compartiros la experiencia de nuestro primer parto, en 2015, nunca encuentro el momento de acabar el relato, así que cuando pueda escribiré el relato de los dos para poder explicaros mi experiencia porqué a mi me ayudó muchísimo leer relatos de otros partos para empoderarme de cara al mío propio.

Así que no vengo a hablaros del proceso de parto en si, aunque sí del proceso de nacimiento. Cuando nació nuestra primera hija teníamos claro que queríamos realizar corte tardío del cordón por todos los beneficios que ello aporta y el papi cortó el cordón pasadas las dos horas de su nacimiento.

En la búsqueda de información me crucé con el Parto Lotus y ya vibró en mi pero en ese momento tenía la necesidad de no abrir muchos frentes porqué era nuestro primer parto y en casa. No compartimos nuestra decisión de recibir a Sol en casa con casi nadie puesto que no queríamos recibir juicios, ni tampoco tener que batallar con miedos ajenos para poder transitar ese embarazo y parto de manera tranquila, informada y acompañados solo de esas personas que nos aportaban seguridad y empoderaban en nuestra decisión.

Cuando me quedé embarazada de nuevo volvió a vibrar y esta vez tuve la necesidad de informarme de como hacer para respetar la unión de mi hija con su placenta y de nuevo el camino de la información nos dio la oportunidad de poder decidir con total libertad. Empezamos a buscar relatos de parto Lotus, a leerlos, a entender porqué algunas familias decidían no cortar el cordón umbilical, que les aportaba, que beneficios existían y cada vez lo veíamos más claro.

En todo este proceso fue clave la información que nos aportó Chiara, un amor de comadrona, persona y mujer que nos dio la luz para poder hacerlo y nos acompañó durante el proceso, haciendo que a día de hoy hayamos vivido una experiencia realmente enriquecedora y mágica. Os vengo a explicar nuestra experiencia, cómo lo hemos vivido, pero sobretodo cómo lo hemos sentido.

No hay mucha información al respecto así como poquitos relatos de partos que hablen de ello y quizá haya familias que no sepan de que se trata o incluso otras que hayan pensado en ello pero no encuentren información o referentes como para finalmente decidirse por un Parto Lotus o simplemente por informar, normalizar y dar a conocer que existe esta manera mágica de nacer.

La necesidad de Eva, mi segunda hija, y mía de conectar a nivel espiritual y emocional fue muy potente en este embarazo y ello también propició que ese vibrar que sentimos durante el embarazo de su hermana tomara forma y finalmente decidiéramos realizar un nacimiento lotus dándole su espacio, su tiempo y un respeto especial a ese órgano que comparte 100% genética con ella, su ‘gemela’, la que la ha protegido, cuidado y alimentado durante el embarazo y también hizo que su llegada al mundo exterior fuese tranquila, segura, cálida…

Gracias al libro de Robin Lim (La placenta, el chakra olvidado) una lectura muy recomendable, aprendimos que se trata de un ritual o práctica que unifica biología, por los beneficios que aporta y espiritualidad. Robin habla de la placenta y la compara a un ángel, y es que realmente es lo más parecido a un ángel protector que tenemos, un ángel de la guarda que nos protege desde que se forma con nosotros, de nosotros, de las mismas células y es que no somos nada sin ella, ni ella es nada sin nosotros.

Actualmente la placenta se trata en la mayoría de lo casos, sobretodo en ámbito hospitalario, como un desecho y poco se sabe de su función en especial si hablamos de su función postparto. ¿Sabíais que actúa como un organismo vivo unas 5 horas? Este dato me fascinó. Sigue viva por si nuestro bebé la necesita una vez ha salido, se mantiene con vida para velar esas primeras horas de que todo vaya bien, contemplando la posibilidad de que la adaptación al medio extrauterino no siempre es fácil y de ahí que la última evidencia recomiende no cortar el cordón. En caso de precisar reanimación nuestro bebé hay mejores resultados si permanecen unidos y las maniobras se realizan encima o al lado de la madre para preservar la unión y así la sangre oxigenada sigue llegando al bebé a través de ella.

La naturaleza es absolutamente extraordinaria si la dejamos ser, si la dejamos transitar, si respetamos sus ritmos, su danza. Porqué nada es casual, nada es porqué sí. Durante las siguientes horas la placenta seguirá nutriendo e hidratando al bebé por osmosis, para finalmente secarse y como si fuese un árbol desprenderse el cordón de manera suave y dejando a ese bebé como fruto maduro en manos de sus padres para que sigan la tarea de protección y amor que ella había iniciado.

El nacimiento de Eva acabó al tercer día. Y es que para nosotros fue totalmente eso, finalizar su nacimiento, cerrar un ciclo. Durante esos tres días nadie a parte de nosotros la había cogido por respeto a esa unión, ni siquiera preguntaron y para nosotros fue un punto a favor, también, el no tener que decir que prefieres que no lo hagan esos primeros días. Nosotros la cogíamos con cuidado a ella y a su placenta juntas cada vez que lo necesitábamos, formaban parte de un todo, un tándem que activaba en nosotros la calma y precaución y esos tres días fueron de transición. Transición, calma, cuidado, movimentos suaves… Y así fue como ella también se adaptó a este nuevo mundo, sin prisas y con amor.

¿Práctico? Pues no lo es, pero realmente en un mundo en que todo es prisa, practicidad y desconexión nosotros valoramos aún más haber podido darnos ese espacio a ella y a nosotros también.

Cuando se separaron fue una fiesta. Todo era alegría con cierto sabor a nostalgia. Volvía esa oxitocina de las primeras horas y sentíamos que al cogerla estaba completa, era ella, Eva, totalmente preparada para, de nuestra mano, iniciar su camino. Realmente es muy difícil de plasmar y explicar todo lo que nos aportó y lo que sentimos.

Esperamos, con nuestra experiencia, poder aportar un poco de luz y esas familias que se planteen un nacimiento Lotus y les animamos a que se informen con una comadrona actualizada como nosotros hicimos. Ya que realmente para nosotros ha sido transformador y nos ha aportado y enseñado mucho más de lo que esperábamos.

Gracias de nuevo Chiara Capece porqué tu fuiste la luz que nos alumbró el camino.

Sheila.

 

 

SE DESPRENDIÓ MIENTRAS SALÍA DE LA PISCINA DE PARTOS Y LA RECOGIMOS CON UN BARREÑO

 

LA OBSERVARON MIENTRAS INSPECCIONABAN QUE ESTUVIERA COMPLETA Y DESCUBRIMOS, GRACIAS A LA COMADRONA, DÓNDE SE ENCONTRABA EVA CUANDO AUN ESTABA DENTRO.

CÓMO RECUERDO ESTAMPAMOS LA PLACENTA DE EVA EN TRES LIENZOS, SOL TAMBIÉN LOS TIENE. SON UNA TRILOGÍA PRECIOSA.

LAVARON LA PLACENTA CUIDADOSAMENTE PARA, ASÍ, EMPEZAR EL INICIO DE SECADO.

 

PROCESO DE SECADO:

En el proceso se ayuda al secado o momificación con sal y también se pueden añadir algunas flores secas, en especial las que tienen propiedades antisépticas. Nosotros añadimos lavanda y manzanilla. Se tienen que realizar ‘curas’ periódicas de la placenta para evitar infecciones durante esos días, no es complicado, pero en caso de plantearos realizar un parto lotus es importante hablar con una comadrona que os pueda asesorar de como llevarlo a cabo.

 



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.