FEMINISTA HASTA LA MÉDULA 8m 2018

FEMINISTA HASTA LA MÉDULA 8m 2018

Desde bien pequeñita me he considerado feminista.

FEMINISMO: El feminismo es un conjunto heterogéneo de movimientos políticos, culturales, económicos y sociales que tienen como objetivo la emancipación de las mujeres y la igualdad de derechos entre hombres y mujeres,​ así como cuestionar la dominación y violencia de los varones sobre las mujeres y viceversa,​ además de la asignación de roles sociales según el género mediante meritocracia.

Siempre pensé que éramos igual de valientes, fuertes y decididas que los niños. Qué no por ser niña mi camino sería distinto al suyo ni tendría menos oportunidades en cualquier aspecto (aunque en eso estaba equivocada, no por mis pensamientos, sino por la sociedad aún retrógrada en la que vivimos).

Mi abuela (y mi abuelo) materna creó un matriarcado (digámoslo así). Tuvo además 4 hijas, y siempre quiso criarlas en igualdad y con oportunidades. Mis tres tías y mi madre tuvieron un total de 9 hijas y dos hijos. Así que me crié en una familia muy femenina (hasta que fueron llegando los hombres). Dónde las “Labordena” ¡¡¡Siempre hemos sido lo MÁS!!!

Estoy agradecida de haber ido a un colegio de niñas dónde no había diferencias, todas éramos iguales y teníamos los mismos derechos dentro y fuera de las aulas. Todas jugábamos a todo lo que nos apetecía, sin micromachismos ni macromachismos. En ese aspecto estoy agradecida, mucho.

Doy gracias a Dios por haber nacido en una familia respetuosa, nunca mis padres me levantaron la mano para nada, dialogar era nuestro fuerte. Mis padres siempre nos animaron a seguir adelante, luchar y estudiar, estudiar y estudiar. Y por lo menos sacarnos una carrera, la que quisiéramos. Eso ya nos daría madurez y un pié hacia nuestro futuro. Hasta en momentos de debilidad mi padre, con el que tanto dialogaba me animaba a seguir, mi madre también, evidentemente.

El punto anterior parece obvio para muchas de nosotras. Pero sé de primera mano que no todas hemos crecido en familias como la mía, (con sus más y sus menos), con los mismos derechos ni las mismas igualdades o respeto, desgraciada e injustamente.

Crecí creyendo en el feminismo y es algo que siempre he llevado dentro. Algo que me quema cuando vivo o veo desigualdades de género. Sin ir más lejos, hace pocas semanas a mi hija mayor no la dejaron jugar a fútbol en el colegio, dos niños poseían el balón, le negaron jugar y además la etiquetaron de “pequeñaja”. HERVÍ AL INSTANTE DE SABERLO. Y puse medios para solucionarlo pacíficamente. NO SE PUEDE TOLERAR. Y PUNTO. Este es el inicio de su vida, os aseguro que solamente pensar en cómo se sintió en ese momento me mata por dentro. Y lo hablamos en casa tranquilamente.

Cómo ayer os expliqué en el post de Instagram:

#miprimeracoso ACOSO LABORAL SERIO (que no el primero) fue con apenas 23 años. Mi compañera se quedó embarazada y “ese señor con hijos pequeños” por llamarlo de alguna manera la despidió. Seguidamente se me acercó y me dijo: “¿Te vas a quedar embarazada?” y yo flipando le contesté: “No es mi intención, pero a veces sucede sin más”. Y siguió con un “Más te vale, sino te sucederá lo mismo que a ella”. 😳 Unos años después tuve una falta de unos días y me cagué viva. Ahora no hubiera reaccionado igual, pero ser joven e ingenua tiene esas cosas. Juegan contigo.

Años después “el señor con hijos pequeños” me despidió un mes antes de mi boda. Gracias por darme unas lecciones de vida:
1- No se puede confiar en nadie laboralmente.
2- Si eres mujer lo tienes CRUDO.
3- Si vas a casarte, luego vienen los niños (tarde o temprano) y ya no te ven igual.
4- Hizo replantearme la vida.

Aunque posiblemente no hubiera tenido hijos con 28 años, vi que era un buen momento. Y junto con Martina (5 meses) decidí emprender, sin jefes chungos. Trabajar mucho, duro, sin pausa y disfrutar en ello fueron mis objetivos.

Y luego llegó Carlota. Una gran bendición. Ambas llegaron sin cheque bebé, ni prevenar(es) bajo el brazo… Pero oye, con alegría salimos adelante día a día, y ser su madre es el MUST de mi vida entera ♥️.

Sí. Estoy feliz de haber elegido a mi marido como compañero de vida, y que él me eligiera a mi. Siempre con el diálogo por delante e intentando realizar las tareas equitativamente. Así como EDUCAR a nuestras hijas en la igualdad, los dos juntos. Hacerlas crecer cómo mujeres con recursos, de mente abierta, con la igualdad por delante es nuestro objetivo. Y si hubiéramos tenido un niño, pues seríamos igual con él. Educarlo en la igualdad frente a las mujeres, enseñarle desde pequeño a valorarlas y respetarlas, así como el reparto de tareas por igual. Así sería. EDUCAR EN EL AMOR Y EL RESPETO no tiene fronteras.

De mi feminismo nació también el PROYECTO POSTPARTUM el cual reivindica el cuerpo de la mujer tal y cómo es, sin cánones de mentalidad machista. Sintiéndonos libres de ser quiénes somos ahora por dentro y por fuera. Dándonos este espacio para hacer tribu entre madres. Sacar a la luz la violencia obstétrica, los problemas que tenemos después de dar a luz, tanto físicos-psíquicos como sociales…

Agradezco a mi abuela, bisabuela, tatarabuela… Y a todas las mujeres de sus generaciones, y anteriores generaciones, por haber empezado a luchar por estos derechos, los nuestros hoy en día. Y aunque haya evolucionado la cosa muchísimo desde entonces… No podemos conformarnos con lo que tenemos hoy en día.

  • ¡Hay que seguir saliendo a la calle!
  • Seguir rompiendo cada día más ese TECHO DE CRISTAL que no nos deja crecer.
  • Acabar YA con la más que injusta BRECHA SALARIAL.
  • ¡VIOLENCIA MACHISTA Y ACOSO SEXUAL CERO!

Aún recuerdo una tarde de sábado en la que tuve que volver antes que mis amigas a casa, me fui sola hacia la estación de tren y de repente empecé a sentir pasos detrás mío. Cada vez andaba más rápida, el corazón me iba a 100 por hora, cuando me giré lo tenía encima en una calle poco transitada, me agarró el culo, lo empujé no sé como y salí corriendo como nunca. Llegué a la estación de SABADELL ESTACIÓ temblando de miedo, no se cómo saqué el billete, lo piqué y me fui al andén volando. Me senté y rompí a llorar mientras esperaba a que llegara el tren. No tendría más de 16-17 años.

Cuantas veces llegué a LA FLORESTA en tren y solamente bajar al andén ya te sentías observada, y te decían cosas feas... ¿Cuantas veces me dio respeto, por no decir miedo, ir andando sola hasta mi casa? Todo esto es lo que he vivido yo, ¿Cuántas historias aún más terribles habrán vivido otras mujeres?

¿TODO ESTO TENEMOS QUE SEGUIR VIVIENDO?

¿ES ESTO LO QUE QUEREMOS PARA NUESTRAS HIJAS?

NO SEÑORAS, NO.

¡ SALGAMOS A LA CALLE!

Aunque creo que me dejo muchos temas en el tintero, pero por hoy me doy por satisfecha (de momento).

✊🏻✊🏻✊🏻 #pornosotras #pornuestrofuturo #feminismo #8marzo2018 #igualdad#igualdaddegenero #feminista#8march2018 #8març2018#feminismoradical#womaninternationalday#diainternacionaldelamujer#womensupportingwomen#futureisfemale #raisinggirls#violenciadegenero #igualdad #equality#equalrights #huelgademujeres#nosotrasparamos #8m #fightlikeagirl#huelgafeminista #huelgafeminista8m#huelga8m #vaga8m #girlpower#sisterhood #metoo



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.