FOTOGRAFÍA NATURAL E INOLVIDABLE DE VUESTRA BODA

Os ofrezco un reportaje de FOTOGRAFÍA NATURAL E INOLVIDABLE DE VUESTRA BODA. Fotografías desde la naturalidad y la espontaneidad, imágenes llenas de luz y delicadeza. Una historia contada a través de los detalles y la magia de los momentos que sucederán en vuestro gran día.

¡QUÉ GANAS DE INMORTALIZAR VUESTRO DÍA!

SI VUESTRA FECHA NO ESTÁ EN MI CALENDARIO
NO PANIC! > HABLAMOS 😉

ME PIDIERON UNA FOTOGRAFÍA NATURAL DE SU BODA

¡CORRIENDO A GAVÀ A FOTOGRAFIAR LA BODA DE ELISA & FABIO!

Su historia, como la vuestra, narrada en imágenes llenas de luz, color y emociones.

Así como Elisa & Fabio tienen su propia historia, su boda en sí misma es una historia también.

Mi fotografía es documental y tuvo como misión conservar para siempre el relato de su día, ese en el que Fabio & Elisa se reunieron junto a todos sus seres queridos para celebrar su amor.

Crearé también para vosotros fotografías naturales, cuidando cada detalle y sobretodo que reflejen las emociones de vuestra gran celebración.

SI VUESTRA FECHA NO ESTÁ EN MI CALENDARIO > HABLAMOS 😉

VOSOTROS DESEÁBAIS UNA FOTOGRAFÍA NATURAL E INOLVIDABLE DE VUESTRA BODA

¡VOLANDO A MADRID A FOTOGRAFIAR LA BODA DE PAU & TOÑO!

Me fui volando a Madrid, llegué y Pau & Toño me acogieron con amplias sonrisas, el día había llegado. Me instalé en mi habitación y cuando llegó la hora pactada fui a ver a Toño mientras acababa de ponerse zapatos, corbata y gemelos. Mientras Pau estaba empezando a vestirse y luego fui a verla a ella, que junto a su familia acababa me recibían con alegría. Lily su pequeña bebé estaba con ellos gateando de un lado para otro…

Cuando acabamos nos dirigimos todos a la iglesia junto a todos sus familiares y amigos, que los recibieron con abrazos, sonrisas y alguna lágrima. Se dieron el SÍ QUIERO y la emoción me invadió por dentro mientras no podía parar de fotografiarlos.

Una vez salieron nos invadió una lluvia de flores ¡y mucho jolgorio!

¡Y salieron los dos juntos subidos en este coche tan bonito!

Nos paramos en la montaña, con Madrid y la luna de fondo. Con esa luz tan impecable que nos ofrecen los atardeceres y sucedió esa magia tan bonita: Relax, pareja, suspiros y fotografía <3

Después llegamos al restaurante, increíble lugar, cada rincón era precioso y único. Repleto de familiares y amigos que deseaban verlos, abrazarlos de nuevo y regalarles conversaciones llenas de felicidad.