FOTOGRAFÍA NATURAL DE RECIEN NACIDOS / NEWBORN

FOTOGRAFÍA NATURAL DE RECIEN NACIDOS / NEWBORN

    

 

Hoy vengo a explicaros el porqué.

Porqué me gusta tanto fotografiar a recién nacidos en su estado más natural es sencillo. Es tan sencillo cómo saber si quieres recordar a tu bebé envuelto en capas y capas de atrezzo, o simplemente quieres recordar tal y cómo era cuando nació.

En mis más de 5 años de experiencia he pasado por varias etapas de fotografía, sobretodo al inicio, dónde ni yo sabía 100% qué es lo que me gustaba transmitir. Solamente una cosa tenía clara, transmitir sentimientos. Esa cosa tan difícil de explicar con palabras. Imagínate cómo es de difícil poder transmitirlo con imágenes.

Pero poco a poco fui viendo el camino. Cuanto menos atrezzo, colores y complementos usaba, más identificada me sentía con mi fotografía. Porque al fin y al cabo, transmites desde tu corazón. Debes ser sincera contigo misma y seguir el camino que te dicta la felicidad. Esto extrapolado a todo lo que te envuelve.

Así pues llegó, hace ya años, el momento en qué la fotografía natural y emocional de recién nacidos se quedó conmigo. Un bostezo, una mirada, un achuchón inesperado, una sonrisa ligera… Eso es lo que realmente me llena. Porque sé que aunque pasen los años, esa foto no será tachada por un “era lo que se llevaba entonces”. Sino que lo que veréis os transportará a vosotros mismos años atrás, os veréis reflejados y se os esbozará una sonrisa.

Sí, la fotografía natural y emocional no es sencilla. Por eso al principio os voy guiando un poco, hasta que finalmente os relajáis y os sale de dentro. A eso voy, este es el punto clave, conseguir que seáis quienes sois y os olvidéis de mi, de mi cámara y del lugar dónde estamos. Entréis en vuestro planeta familia, tan íntimo como en casa. Y así lo que veáis en unos años, será lo que realmente sois.

Sin ir más lejos, en la sesión newborn de esta mañana me he sentido como una “voyeur”. Unos papás que se besaban con intensidad con su pequeña en brazos, no ha sido un simple beso, iba acompañado de un tierno achuchón y finalizado con una mirada de complicidad. O por ejemplo, unos futuros padres lucían barrigota mientras se reían a más no poder. O una bebé que se ríe a carcajada limpia hasta tener hipo…

Creo que con esta breve explicación, podéis imaginar lo que realmente busco en vosotros. Es más que un bonito vestido o un decorado de infarto. Porque sin vuestros sentimientos la fotografía está vacía.

 

      



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.