Operación… ¡¡¡Bye Bye Pañalete!!!

Operación… ¡¡¡Bye Bye Pañalete!!!

Operación… ¡¡¡Bye Bye Pañalete!!!

A finales de agosto, hacia mi semana 7-8 de gestación… ¡¡¡Decidí sacarle el pañal a mi vikinga!!!

 

¿POR QUÉ CREÍ QUE ERA EL MOMENTO?

1. Porque hacía tiempo (desde los 18 meses) que en casa utilizaba varias veces al día el orinal, porque ella quería y le hacía gracia. Tenía 23 meses cuando lo sacamos.

2. Porque yo la veía que estaba preparada. Entre otras… Hacía un par de meses que le sacaron a su prima el pañal y ella quería hacer lo mismo sí o sí… si no la ponías al WC… ¡Se enfadaba!

3. Porque llevaba todo el verano sacándose el pañalete y yendo en cueros por casa… jejeje

4. Porque ella sabía perfectamente si se había hecho pipí o caca y te lo decía para que le cambiaras el pañal.

5. Porque hacía buen tiempo y creí que era el mejor momento.

6. Último de todos: ¡Embarazada de nuevo pensé que si salía bien era un éxito! Epppp!!! Pero éste último no me condicionó a sacárselo.

Tengo que decir que a la que más le costó es a mi… Ya que es uno de los pasos definitivos para dejar el bebé que llevan dentro y da morriña. ¡¡A mi me daba una penitaaaaaa!! Pero al final tienes que pensar en ellos… si te lo piden a gritos, debemos dejarlos crecer. Así es la vida.

¿CÓMO FUE EL PROCESO…?

¡¡¡Primero de todo pedí consejo a las mamás que me siguen en Facebook!!! No hay nada mejor que pedir consejo de algo que no tienes ni idea de cómo empezar, cómo hacerlo… Según los TIPS que me dieron seguí el siguiente esquema:

1- Le saqué el pañal de golpe (durante el día) y se lo mantuve en la siesta y durante la noche.

2- Me llevé un orinal en el cochecito y un montón de toallitas y braguitas. ¡Y ropa de recambio!

3. Mucha paciencia. Muuuuuuuuuuuuuucha.

4. Mantuve el pañal de dormir 10-12 noches y 10-12 mediodías aprox. hasta que me los devolvió todos secos. Y se lo saqué.

¿CUÁL HA SIDO EL RESULTADO?

Día 1. Pese que Martina ya usaba el orinal… el primer día no atinamos más que un pipí dentro… Todo lo demás fue fuera. Creo que al ver que ya no le ponía el pañal y debía hacerlo en el orinal se negaba en rotundo.

Día 2. Fue parecido al primer día… ¡¡Pero no quería ver el orinal ni en pintura!!

Día 3. ¡¡Parece ser que atinamos más de la mitad en el orinal!!

Día 4. Hizo un cambio de chip. ¡¡De repente me pedía ir al baño y solo se nos escapó uno!!

Día 5. Me quedé sorprendida… iba y volvía solita del baño.. te pedía ir.. jugaba con sus muñecos a ir al baño..

Día 12. Llevaba 10 días sin un pis al mediodía y sin un pis por la noche, por lo tanto le retiré el pañal.

CONCLUSIONES

Yo ya creía que estaba preparada… pero realmente me sorprendió… Pensé que iba a ser súper-difícil, sobretodo los dos primeros días de golpe lo vi realmente negro… Pero aguanté un par de días más y finalmente dio resultado. Estaba dispuesta a tirar hacia atrás y ponerle de nuevo el pañal, aunque hay quien dice que no se debe hacer. Pero me daba absolutamente igual, las reglas están para romperlas.

¿HEMOS TENIDO ESCAPES?

¡Por supuesto! Mi pequeña es humana 🙂

En un par de meses habrá tenido unos 5-7 escapes  de noche fácilmente, pero eso es un logro, eso está genial. ¿Algunos de día? ¡Evidentemente! Son pequeños aun… Cuando ríen y corren es muy fácil que se les escape. Al principio les cuesta bajarse las braguitas, pantalones… y a veces no llegamos a tiempo.

***

Pero tiempo al tiempo.

El tema es tener muuuuucha paciencia. Quererlos. Apoyarlos. Hacerles entender las cosas bien.

No castigarlos. Ni gritarlos. Ni hacer una montaña de un simple pis…

Seguramente ellos no lo harían contigo. Así que debemos devolverles el amor que nos dan.

Somos su ejemplo a seguir.

 

Paula



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.