¿Cómo fotografiar a los pequeños de la casa?

¿Cómo fotografiar a los pequeños de la casa?

Hoy te explico varios consejos para fotografiar a los más pequeños de la casa, ya sean tus hij@s, sobrin@s o familiares.

Los adultos tenemos una visión de la fotografía que puede encajar, o no, con la de nuestros pequeños. A veces tenemos una idea en la cabeza y cuando queremos ponerla en práctica se nos desmorona.

Y es que fotografiar a un niño es muy distinto a fotografiar a un adulto 😉

Primero de todo, necesitaremos ser mucho más rápidos. Yo por ejemplo siempre calibro la velocidad de mi cámara según la sesión. Si es con recién nacidos, todo es calma. Pero si entran en acción bebés de más de un año o niños, ¡¡eso es otro tema!! jaja Y toca subir la velocidad, para que no queden “borrosas”. Con un cierto barrido.

Por otra parte, como son niños, siempre nos dirigiremos a ellos en un tono amigable, cercano y cariñoso. Y yo por mi parte siempre les planteo las distintas partes de la sesión como un nuevo juego. Adaptándome a ellos, según la edad y energía que transmiten.

Ahí van unos TIPS:

La PACIENCIA debe el punto fuerte del adulto que fotografía. Yo la he ido cultivando día a día desde 2013. Y realmente nunca pensé que fuera tan fácil “tener paciencia”. Ésta será nuestra aliada. Ir con calma, sin prisas y a su ritmo será la mejor manera de llegar a tu objetivo.

Piensa por un momento. Tú quieres fotografiar a tu hijo, y lo quieres hacer ahora, por la mañana antes de salir a dar un paseo. Lo organizas y cuando se lo propones él/ella no quiere. Puedes sentirte frustrad@ evidentemente. Pero antes de forzar la situación, piensa. Igual el mejor momento será cuando volváis que habrá salido de casa, habrá saltado, respirado aire fresco, se habrá distraído y sus necesidades básicas estarán cubiertas. Cuando lleguéis a casa, él/ella tendrá ganas de estar en casa también. Sus niveles de euforia estarán bajando y puede que sea el mejor momento 😉

Let it go!

JUGAR. Como ya te he comentado, el juego forma parte de mis sesiones 100%. Tengo muchos juegos preparados para cada parte y además me adapto a cada familia: según el número de hij@s, el soul de cada una, la edad de los niños, el momento del día… ¡Con niños hay mil variables! 🙂

LA EDAD DE LOS NIÑOS. Cómo ya te he ido comentando, la edad del niño o bebé importa mucho. Dependiendo de cuál sea interactuaremos más de una manera u otra, o propondremos unos juegos u otros.

PROPONER SIN POSAR. Proponer “escenas” no es lo mismo que posar. Yo por ejemplo una de las escenas que propongo siempre es sentar a los padres en el suelo, a la altura de sus hijos. Así éstos no deberán subir la cabeza para hablarles, sino que todo ese juego será de tú a tú. Posarlos sería decirles: tú le miras a ella, mientras le abrazas, y ella cierra los ojos. Eso lo dejo siempre abierto. ¡Cada uno hará lo que más le guste o apetezca!

Las sesiones de fotografía para niños, en estudio o en casa, deben ser por un TIEMPO LIMITADO; ya que sino los niños se cansan en seguida. Y es por eso que mis sesiones son de 1h, no más. Luego, a partir de esta hora empiezan a tener hambre, aburrirse o lo que sea. Exceptuando las sesiones Newborn, que son la excepción que confirma la regla. Y de las cuales te hablé la semana pasada (NEWBORN CLÁSICA O LIFESTYLE).

NEWBORN CLÁSICAhttps://www.paulapellicer.com/cuando-es-el-mejor-momento-para-una-sesion-de-fotografia-newborn/
NEWBORN LIFESTYLE

NO DESPISTARNOS. En cualquier momento puede aparecer la fotografía buena, y si no estamos preparados la perderemos. Los niños son muy rápidos. Así que nos tocará ir a su ritmo o incluso un paso por delante 🙂 Muchas veces me decís: “Paula, esto es muy cansado.. ¿Cómo lo haces?” Y es como la paciencia: practicar, practicar, practicar.

Y último peno no por ello el menos importante es SER RÁPIDO: un arma de doble filo. La rapidez irá siempre a tu favor. Si planteas una sesión con varios juegos, tienen que encadenarse bastante rápido. Porque que tú tengas una hora o media hora para ello, no quiere decir que los niños la vayan a tener. Y por otro lado la rapidez en captar todos sus momentos, miradas, gestos, risas… ¡TODO!

Muchas veces la fotografía que conseguirás será muchísimo mejor que la que te habías imaginado <3

¿Te animas a probarlo en casa? Ya me contarás qué tal te han ido estos consejos 😉

¡Hasta la semana que viene!

Paula



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.