¡¡¡último trimestre del embarazo!!!

¡¡¡último trimestre del embarazo!!!

El último trimestre fue increíble…

Repleto de cosas buenas y no tan buenas…

Por una parte la impaciencia por que llegara el día, por otra parte el vértigo de que llegara…

***

La habitación de Martina… Preparar todo para su llegada… 

A finales de junio fuimos a buscar la habitación de Martina a Ikea, en realidad yo soy interiorista antes que fotógrafa… Y no había ninguna habitación de bebé que considerara ideal para ella, todas carísimas y la verdad no les encontraba ningún uso después de bebés… Ni siquiera las convertibles en escritorio y cama… Pues no las van a usar hasta que al menos tengan 6-7 años…

¡¡¡Y finalmente encontré la habitación IDEAL en Ikea!!!

Unos armarios bajitos para que pudiera ser independiente y pudiera vestirse sola con el tiempo… Una cuna preciosa, con dosel de tul blanco, que se convertiría en camita hasta la llegada de un hermanito…  Un cambiador con baldas debajo, ideal para tenerlo todo a mano… Y un juego de estanterías en forma de escalera repletas de cajones para guardar… ¡¡¡Tooodos sus bártulos!!! Todo ésto con un papel pintado lavable a rayitas blancas y grises en la parte de abajo, y a puntitos grises en la parte de arriba, rematada la unión entre ambos papeles con una cinta gris preciosa.

Una habitación que a día de hoy he cambiado de orientación al menos 3-4 veces, según sus necesidades… Y porqué a mi me gusta cambiar muy a menudo las cosas de sitio, y así dar la sensación que estrenas habitación… ¡¡¡Una y otra vez!!! jijiji

Lavar y planchar toda su ropita… 

Después de empapelar toooodas las paredes… con un barrigón de CAMPEONATO con un calor insoportable… y de montar esos muebles blancos, preciosos, impolutos… Los muebles de la pequeña que llevaba dentro… Aun me parecía increíble que en pocas semanas iba a ser mamá… Entonces tocaba guardar cada camisa de batista en su sitio, sus peleles, polainas, pijamitas, patuquitos, bodys y demás… Todo bien guardado y con un olor impecable… Empezaron ya a regalarnos toallas, ropita, zapatitos…

Recuerdo que no quería ver el color rosa ni en pintura… La verdad, no me apetecía para nada vestirla de rosa ni nada de eso… Ni el cochecito, ni complementos, ni bolsas de viaje, ni nada de nada. ¡¡¡Me dió por el rojo!!! Toooodo rojo, gris, beige y blanco. Bueno y de hecho, pocas veces la visto de rosa… jejeje Cosas de mamás… y de hormonas…

Dejar montada la sillita del coche unas semanas antes…

Me dio por pensar que cuando llegara Martina no sabríamos montar la sillita del coche… Así que a mediados de agosto, ya de vacaciones en Torredembarra… Una tarde nos dedicamos a montarla… ¡¡¡Y suerte que lo hicimos con tiempo!!! No sabía yo que montar una sillita de bebé sería taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan complicado… En serio. Yo me considero manitas. Y nada. Al menos estuvimos tres cuartos de hora o una hora, dándole vueltas a las instrucciones… Y la dejamos montada como menos mal nos pareció. Luego con el tiempo vimos que la montamos mal… jijijiji

¡¡¡Estas sillitas están pensadas para que solamente expertos puedan montarlas!!!

jajajaja

Sus movimientos no me dejaban dormir…

Descubrí que el cojín de lactancia no sirvió para nada… No podía dormir con eso entre las piernas, ni boca abajo, y girarme de un lado a otro era una odisea… Una aventura a medianoche… A veces le pedía a Pere, mi marido, que me empujara para poder girarme… Es muy fuerte… Pero así era… jajaja

¡¡¡Qué difícil era hacer la croqueta con ese barrigón a cuestas!!!

Recuerdo que cuando yo tenía sueño, Martina no… Y cuando ella estaba relajada, yo estaba activa… No pasaba siempre, pero sí muy a menudo… ¡¡¡No nos poníamos de acuerdo!!!

Seguía aumentando de peso semana a semana…

A dieta desde el tercer mes… y seguía en aumento… Y además las estrías que no aparecieron en todo el embarazo… se hicieron presentes en septiembre… Bueno, lo he dicho muy suavemente. En realidad mi piel se rompió en mil grietas, feas, rojas, asquerosas… En la barriga, en el culo, en los pechos, en las piernas, detrás de los brazos… En todas partes… ¡¡¡Y yo seguía siendo la mujer más feliz del mundo mundial!!! Qué mujer…

Y aun recuerdo que me permitía el lujo de comerme un helado sin azúcar a la semana… Suerte que mi hija fue puntual… Entre el calor, el barrigón, el ir y volver al médico y la dieta… En ese momento no me pareció para tanto, pero ahora que lo recuerdo… ¡¡¡Ni de coña vuelvo a pasar otro embarazo en verano!!!

Fotos no… ¡¡¡Gracias!!!

De una cosa que me arrepiento y mucho… es de no haberme hecho unas fotos bonitas de embarazada. Cada sesión que hago con vosotras, me recuerda lo tonta que fui. Pero estaba taaaan gordísima que no quería ver una cámara cerca ni en pintura…

Pero ahora tengo el recuerdo y no tengo ninguna imagen bonita. Todas las que tengo son hechas con el móvil y realmente no valen nada. Para el siguiente no lo dudaré.

Preparar la nevera para su llegada…

Unos días antes de su llegada, leí en algun sitio que era muy útil llenar la nevera de comida preparada… Así que me puse a cocinar y congelar comida… Me fui a “La Sirena” y arrasé… Y ahora mismo, visto ya de lejos… Fue lo mejor que pudimos hacer, pues entre visitas de familiares y amigos, médicos, lactancia, ombligo, pañales y bañitos… ¡¡¡No hubo tiempo de freír un HUEVO!!!

Seguro que me pasaron mil aventuras más que no recuerdo…

Pero para el próximo post os explicaré cómo fue el último trimestre en relación al embarazo, ginecólogos, contracciones, hospitales, matronas, clases de pre-parto, salas de parto, de dilatación… ¡¡¡Y más cositas!!!

Que sino… ¡¡¡me enrollooooooo y no puedo parar de escribir!!!!

{ Nos vemos en el siguiente POST }

Paula

¿Cómo fue o es vuestro último trimestre?

¡¡¡Explicadme vuestras anécdotas!!!

¿Qué os ha parecido este post?

 { ¿Te has perdido el POST anterior? }

MI MAMA ES FOTOGRAFA Y BLOGGER copia



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.